Cómo superar la piel opaca y tener un cutis radiante

No existe una solución mágica para el indeseable envejecimiento de la piel. Muchos expertos en belleza comparten sus secretos para revitalizar la piel apagada y opaca, pero esos trucos no funcionan para todo el mundo.

Afortunadamente, por muy pálida y apagada que tengamos la piel, siempre hay algo que podemos hacer para reanimarla. Si sabes cómo tratar el problema en específico que tienes, pronto podrás lucir una piel más radiante. Si lo que quieres es tener un rostro rozagante y luminoso, los consejos prácticos que te damos en este artículo podrían ayudarte a conseguirlo.

¡Limpiar, limpiar, limpiar!

Si tienes la piel apagada y seca, podrís verte más vieja de lo que en realidad eres. Eso puede ser una molestia, sobre todo en esas ocasiones en que necesitas verte lo mejor posible. ¿Pero cómo puedes solucionar este problema?

En primer lugar, debes elegir cuidadosamente tus productos de belleza. Averigua qué marcas funcionan mejor para tu tipo de piel. Además, no olvides revisar los ingredientes de los productos que piensas aplicarte. Algunos pueden disminuir la humedad y los aceites naturales, lo que provocará ese aspecto deshidratado que deberías evitar.

Si tu objetivo es la limpieza, opta por los limpiadores cremosos e hidratantes, o por aquellos que están basados en agua micelar, en vez de los que solo eliminan la grasa. Busca ingredientes hidratantes que sean respetuosos con la piel, como el ácido hialurónico y la glicerina. Estas sustancias te ayudarán a retener la humedad, y a eliminar las imperfecciones y residuos.

La exfoliación regular sí funciona

Probablemente hayas escuchado a algún profesional de la belleza recomendando la exfoliación regular, ya que es una parte fundamental de cualquier rutina de belleza saludable. Cuando nos exfoliamos la piel, retiramos la capa más externa, que suele estar llena de células muertas.  Además, estimulamos el proceso de regeneración, por lo que la piel desarrollará mejor tono y textura. Sin embargo, hay que saber hacerlo correctamente, ya que de lo contrario podríamos dañarnos la piel.

Debes saber qué método de exfoliación se adapta mejor a tu tipo de piel. Para empezar, ten en cuenta que no podrás deshacerte de toda la piel muerta en una sola sesión. Si lo intentas, lo más probable es que termines irritándote la piel. Para lograr los mejores resultados, debes mantener el hábito de exfoliarte dos o tres veces por semana.

La exfoliación química es otra opción que nos brinda resultados más sólidos y consistentes. Busca un exfoliante que contenga algún alfahidroxiácido, como el ácido glicólico, para que te alise y unifique el tono de la piel. De ser posible, opta por un ácido que tenga un pH ajustado y equilibrado.

Hidrátate continuamente

Para poder mantener la vitalidad de tu cutis, debes usar los productos hidratantes adecuados. Por si no lo sabías, la capa más externa de la piel debe mantener una buena cantidad de humedad para poder conservar su elasticidad. La piel seca no puede transportar los nutrientes necesarios al resto de las células de la piel, lo que da lugar a rojeces, picores y descamaciones. Y lo que es peor, la resequedad hace que las arrugas y líneas de expresión sean más visibles.

Una piel bien hidratada se verá más joven y llena de vida. Por eso debes asegurarte de que tu piel se mantenga hidratada en todo momento. El lipohidroxiácido, o LHA, es un ingrediente muy útil que ha revolucionado la industria de la belleza, sobre todo por sus propiedades exfoliantes, limpiadoras y suavizantes. Debe ser un ingrediente básico de cualquier crema hidratante para el día.

Protégete la piel de los elementos

Cuando estés buscando productos para el cuidado de la piel, elige uno que contenga un factor de protección solar (FPS) de amplio espectro. Una de las cosas que más daño le hacen a la piel son los rayos ultravioleta (UV), los cuales pueden provocar muchos problemas cutáneos, como la tez apagada y desigual. Si te proteges la piel con un buen producto con FPS, podrás desacelerar o detener la aparición de los signos más visibles del envejecimiento.

La belleza del rosado

La triste realidad es que nadie puede tener una piel radiante para siempre. Por eso es importante que uses algún producto de belleza que te ayude a conservar el brillo natural de tu piel. Por supuesto, cualquier producto de belleza que esté lleno de pigmentos rosados debería servir. Solo asegúrate de elegir uno que no solo reduzca los efectos del envejecimiento, sino que también te brinde un brillo más saludable.

Realza tu belleza natural

Hoy en día podemos encontrar cualquier cantidad de mascarillas faciales. Después de desmaquillarte, puedes optar por una buena mascarilla iluminadora, como parte de tu rutina nocturna. Seguro te gustará el cambio positivo que te brinda. Por último, no olvides completar tu rutina de belleza con una crema hidratante de noche.

Conclusión

La piel es el reflejo más visible de nuestros hábitos. Si la cuidas como es debido, ella te recompensará con un brillo y una vitalidad que atraerá todas las miradas.

Otro hábito que deberías seguir durante toda tu vida es buscar la asesoría de un esteticista de confianza, de forma regular. A medida que la piel envejece, su cuidado también debe ir cambiando. Un buen esteticista o dermatólogo debe poder guiarte a través de esos cambios. Vinci Aesthetics te ofrece un asesoramiento invaluable sobre los distintos tratamientos de rejuvenecimiento cutáneo. Reserva tu consulta gratuita hoy mismo, para que descubras cómo puedes devolverle el brillo a tu piel.

Share

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter