Lo que tienes que saber sobre las arrugas que se forman al dormir

Dormir entre siete a nueve horas es fundamental para mantener la piel hidratada y aumentar el flujo sanguíneo. Si duermes lo suficiente, tu rostro podrá tener un magnífico brillo por la mañana. Pero si no, empezarás a notar cambios desfavorables en tu cutis. Es posible que tengas un aspecto más cansado, y que te salgan ojeras.

Un sueño reparador es una parte muy importante de cualquier rutina de belleza. Pero por extraño que parezca, nuestros hábitos de sueño también pueden hacer que nos salgan arrugas. No es el acto de dormir lo que hace que nos salgan esas finas líneas en la cara, sino la almohada y la forma como dormimos.

¿Alguna vez has notado que tienes unas terribles arrugas al despertar? Este artículo puede ayudarte. Sigue leyendo para que conozcas más sobre estas arrugas, y para que aprendas a prevenirlas.

¿Qué son las arrugas del sueño?

La cabeza de un adulto promedio pesa entre cuatro y cinco kilos. Si dormimos de lado, con la cara aplastada contra una almohada de algodón, es de esperar que nos salgan líneas de expresión en las mejillas. También pueden aparecer arrugas en la frente, o líneas verticales en los laterales de la cara.

Las arrugas del sueño se forman con el tiempo, cuando la piel se estira y se mantiene presionada contra la almohada. Suelen desaparecer de inmediato en las pieles más jóvenes, pero pueden volverse permanentes si se mantiene esa presión constante por un buen tiempo.

La edad y las arrugas del sueño

Cuando somos jóvenes tenemos la piel más suave, flexible y elástica. Pero con la edad, los niveles de colágeno y elastina van disminuyendo. En consecuencia, la piel va perdiendo firmeza y elasticidad con el paso de los años. En la juventud, las arrugas y líneas de expresión causadas por la almohada desaparecen enseguida, pero a medida que uno envejece, duran cada vez más.

Cómo evitar que te salgan arrugas mientras duermes

Aunque las arrugas causadas por el sueño pueden ser preocupantes, esa ansiedad no debe impedirte disfrutar de un sueño reparador. Por fortuna, hay varias formas de minimizar o prevenir esas antiestéticas líneas de expresión.

Adquiere una fórmula de ácido hialurónico

Los sérums y cremas a base de ácido hialurónico te pueden ayudar a reducir la visibilidad de las arrugas y líneas de expresión, y le aportarán hidratación a tu piel, creando un efecto de relleno y volumen. Este poderoso ingrediente también nos ayuda a preservar la elasticidad, de forma que las arrugas no sean tan evidentes. El ácido hialurónico funciona como un humectante: puede retener las moléculas de agua en la superficie de la piel, para mantenerla suave, flexible y bien hidratada.

Cambia la funda de tu almohada

¿La funda de tu almohada es de algodón? ¿Por qué no la cambias por una de satén o de seda? Las fundas de satén o seda permiten que la piel se deslice sobre la almohada, evitando que aparezcan arrugas y marcas. A diferencia de otros tejidos que provocan la compresión del rostro, el satén y la seda crean mucha menos tracción.

Además, es bueno que consideres la posibilidad de reemplazar tu almohada. No es fácil cambiar tus hábitos de sueño para minimizar el contacto de tu cutis con la cama, pero hay almohadas antiarrugas que están especialmente diseñadas para paliar este problema.

Duerme boca arriba

Si no quieres cambiar tu almohada o tu funda, puedes tratar de reducir las arrugas provocadas por el sueño si te acostumbras a dormir boca arriba. Las arrugas en la cara se forman cuando dormimos de lado o boca abajo. Si duermes boca arriba, podrás reducir esa presión constante que se ejerce sobre el rostro. Sabemos que no es fácil cambiar de postura o evitar los movimientos involuntarios durante el sueño, pero si lo intentas y eres constante, es posible que termines adaptándote a la nueva posición.

Hazte un masaje facial

Una de las razones por las que aparecen los pliegues faciales es por la mala circulación. Si mejoramos el flujo sanguíneo en la piel, podremos ir rellenando y difuminando esas líneas. Una de las formas más sencillas de mejorar la circulación es a través de un masaje facial. Utiliza un aceite nutritivo, y masajéate la cara a diario, haciendo énfasis en los pómulos y en el contorno de los ojos. Así podrás tener un cutis más bonito y luminoso.

Mantén tu cuerpo bien hidratado

Si no cuentas con la hidratación adecuada, tu piel se verá seca y apagada, y los poros y arrugas se te notarán más. Si quieres mejorar la elasticidad de tu piel, debes mantener tu hidratación en un nivel óptimo. También debes incluir una crema hidratante en tu rutina de piel, para que tengas un cutis más suave y radiante.

Conclusión

No dejes que la preocupación por las arrugas te prive de un sueño bien reparador. Para que tu cuerpo se reponga y tu piel se rejuvenezca, debes dormir lo suficiente. Si quieres estar libre de preocupaciones, sigue los consejos que te damos en este artículo, y podrás despertarte al día siguiente con un brillo impresionante en tu piel.

Si lo que quieres es combatir las arrugas de una forma profesional, Vinci Aesthetics tiene la solución. Nuestros expertos en el cuidado de la piel pueden asesorarte y hacerte tratamientos estéticos de vanguardia, para que te deshagas de todas esas arrugas y puedas restaurar el brillo juvenil de tu piel. ¡Reserva tu consulta gratuita sin ningún compromiso!

Share

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter